Arianna et José, volontaires CES : leur arrivée en Polynésie

¡Empieza la aventura! No pude creer que este voluntariado sería una realidad hasta no cerrar por fin mi maleta. Después de un año con tantas incertidumbres, un proyecto así parecía inalcanzable.

 El 8018421866?profile=RESIZE_400x20 de septiembre, y tras un largo trayecto de 36 horas de viaje desde mi casa hasta Tahití, ¡por fin llegamos a Polinesia Francesa! En esta aventura me acompaña Arianna, una milanesa enamorada de México ¡con mucho que contar! Ambos tenemos un pensamiento compartido: dejaremos nuestra alma en este proyecto y aprovecharemos al máximo cada oportunidad que nos brinde esta isla y su gente.

Isabelle Symak, impulsora de este voluntariado europeo, nos recibió de buena mañana en el aeropuerto de Faa'a con dos collares de flores “tiaré” y un objetivo claro: impedir que el sueño pudiera con nosotros. Para llevar a cabo su misión nos propuso un montón de actividades: visita al mercado central de Papeete, un paseo en Ferry entre las dos islas, comer el plato estrella de la isla (“Poissoncruaulait de coco”) …Hubo incluso tiempo para sumergirnos en las aguas cristalinas de la playa de Tiahura o hacer un tour por las instalaciones y plantaciones de nuestra nueva casa: el Liceo Agrícola de Opunohu.

Respecto a nuestro nuevo entorno de vida y trabajo sólo puedo admitir que ni en sueños imaginé un lugar tan auténtico, salvaje y bello. El valle de Opunohu te conquista desde la entrada, en la bahía, y hasta su punto más alto, en el Belvedere. En estos días he podido escuchar en varias ocasiones que este lugar permanece prácticamente intacto desde hace más de veinte años. Me siento muy afortunado por poder llamar a este lugar mi casa, al menos durante los próximos diez meses.

 El equipo del instituto y los estudiantes nos han hecho todo muy fácil desde el primer día. En dos semanas he podido comprender cómo está estructurado el centro y cómo es la “rutina” aquí: variada, intensa, y divertidísima. Durante la primera semana de clases, ya he podido compartir con los alumnos diferentes actividades: competiciones de voleibol, entrenamientos de Vaa’a, o clases de repaso después de cenar. A pesar de su juventud, todos ellos tienen un potencial enorme, y es muy estimulante pasar tiempo juntos. Escucharlos entonar una canción en “tahitien” o “marquisien” al ukelele es uno de los momentos inmejorables que ya me han hecho vivir. ¡Ojalá ellos sientan por España y Europa, la misma curiosidad que me genera a mí la cultura Polinesia!

¡Gracias por dejarme formar parte de esta gran familia!

 

MAEVA inFrench Polynesia!

   8018436473?profile=RESIZE_400xLanded in Tahiti with José, my travelling and adventures companion, a bit stunned by the many hours of flight but greeted by the early morning. Tahiti smells of flowers, sea, of tiare, and the sunrise embraces us as we leave the airport. We are greeted by Isabelle - that I would like tothank you for her kindness and for being so helpful to us all the time –that gave us a tour to see the wonders of the island, glimpses of crystal-clear sea and green mountains welcome us in the quiet and peaceful island.

Lychee Opunohu is a magical place, it looks like a small independent city! The first week of quarantine was an opportunity to visit the wonders of the island, the beachesand unspoiled nature made me breathe an air of freedom and novelty. After months of lockdown in Italy I cannot deny that riding a bicycle along the Polynesian beaches was priceless!

On Monday morning we start the courses and I tried to observe as much as possible by tiptoeing into the life of the Lycee Opunohu. We met the teachers and the director of the school that I thank for the welcome and their kindness.I assisted Jennifer and Gaëlle, English professor,that gave me the opportunity to introduce myself during the classand it was a precious moment to get to know the students: they are really kind, smiling,genuine, sports addicts and music and dance lovers: this is ahobby we have in common! They are always ready to help and keep us company during the free time and at the canteen.

It's nice and important to start feeling part of something.I hope I can be a resource for them and that it’just the beginning of a shared journey!

 

Arianna

 

Envoyez-moi un e-mail lorsque des commentaires sont laissés –

Vous devez être membre de Moveagri pour ajouter des commentaires !

Join Moveagri

Lien pour créer un Blogagri ou le modifier?

Avant de te lancer, consulte des blogagris, en particulier ceux qui sont  en exclusivité (bandeau à droite)